Escribimos V. La Trama

En la quinta entrega de esta sección quiero hablaros de La Trama. 

¿Qué es la trama de una novela o un relato? 

Es la secuencia de acontecimientos que va a tener lugar en nuestra historia, lo que va a pasar y lo que vamos a ir relatando desde el inicio hasta el desenlace, pasando por el nudo.

¿Qué necesitamos para diseñar una trama eficaz?

Que sea interesante, coherente, atrayente y que no resulte demasiado complicada de seguir. 
Podríamos decir que la trama es como la vida real si eliminamos de ella todas las partes aburridas.

Hay que tener en cuenta, además, que toda ficción tiene un objetivo y para un escritor de novelas (en este caso) es el de entretener contando una historia

Escribimos IV. Narrador

En esta cuarta entrega de la línea de artículos relacionados con la escritura, vamos a hablar de la elección de la voz. El Narrador. 

Es importante, antes de empezar a dar forma a la novela o relato que pensamos escribir, que tomemos una serie de decisiones. 

El tiempo y el espacio donde va a tener lugar la acción vendrán incluidos en los elementos de los artículos anteriores: La idea, la historia y los personajes. 

Otro elemento que debemos escoger es el narrador, cómo vamos a contar la historia, de quién será la voz que nos la cuente y en qué persona va a hablar. 

Importante: No confundir narrador con autor. El autor es la persona que escribe la historia, quien tiene la idea y quien escoge dichos elementos. 
Narrador es el elemento de la historia que sirve para contarla. Aunque decidamos escribir en primera persona, eso no quiere decir que seamos nosotros el narrador. El narrador cuenta la historia, puede aparecer en ella o no, pero NO es el escritor.


Entrevista a Marie N. Vianco. Mayo 2017




Marie N. Vianco es una autora independiente que tiene mucho éxito en Amazon y en las redes sociales. 

Sus novelas “Desde el tragaluz” y “Arroba al corazón” tienen muchas reseñas positivas y han enamorado ya a muchísimos de lectores. 


Si quieres conocerla un poco más, sigue leyendo.
  

Escribimos III. La historia

En esta tercera entrega vamos a hablar de la historia


Ahora que tenemos una idea y unos personajes definidos debemos pensar en qué va a pasarle a ese protagonista, cómo vamos a mostrar esa idea. Porque no basta con tener unos personajes, debemos pensar en qué va a pasarles a lo largo de nuestra narración

Lo principal ahora es dotar a nuestro protagonista de una meta, un deseo, algo que alcanzar. 

El deseo es la fuerza que empuja la naturaleza humana, y si lo aplicamos a los personajes crearemos el impulso que hace avanzar la historia.


Escribimos II. Personajes

En esta segunda entrega de la sección Escribimos vamos a hablar de Los Personajes. 

Los personajes son una parte fundamental de toda historia, son quienes soportan el peso de la trama, a través de sus acciones se nos muestra la historia y mediante sus pensamientos se nos invita a reflexionar. 

Los personajes deben ser como las personas reales, MULTIDIMENSIONALES
Las personas tenemos múltiples rasgos, no somos sólamente inteligentes, o arrogantes, o tímidos... Somos una compleja mezcla de adjetivos, a veces incluso contradictorios, que nos definen la mayor parte del tiempo y que pueden cambiar con el transcurso de la vida. 


La Creatividad, ¿cómo, cuándo, por qué...?




La creatividad es la capacidad de crear nuevas ideas o nuevas asociaciones entre ideas, generalmente para producir soluciones originales a un problema.



El pensamiento creativo es un proceso mental que nace de la imaginación. No se sabe qué hay de diferente entre las estrategias mentales del pensamiento convencional y del creativo, pero se puede valorar la existencia o no de dicha creatividad por el resultado final. 

Es decir, no se sabe de dónde procede o cómo se entrena la creatividad, pero es posible concluir qué es un pensamiento creativo y qué no.

¿Qué suelen tener en común las personas creativas?

Flexibilidad, alta capacidad de asociación, gran capacidad intuitiva y de observación, espíritu crítico, curiosidad intelectual...
La pasión, es imprescindible como componente principal en el desarrollo creativo.

También la inteligencia emocional. Poder ponerse en el lugar de otros, disponer de diversas perspectivas, conocer, saber comprender y poder expresar emociones es la base de una inteligencia emocional activa y ayuda a fomentar la creatividad. Aunque bien es cierto que todos conocemos al típico genio de limitadas habilidades sociales capaz de grandes descubrimientos, pensamientos innovadores y cretivos. Siempre hay una excepción que confirma la regla.

Escribimos I. La idea.

En esta primera parte de la nueva sección vamos a hablar del primer paso, lo más básico y que marca el inicio de la aventura de un escritor.

La idea con la que nace el gérmen de una novela, relato, cuento o lo que sea.

La idea puede asaltarte en cualquier momento: Mientras paseas, en la ducha, en clase o en el trabajo... Lo más importante es que, cuando aparezca, tengas algo a mano con lo que apuntar.

Lleva siempre contigo una libreta y un boli, o el móvil. Es requisito esencial para todo escritor.

Una vez que esa idea haya nacido en tu cabeza, lo que tienes que hacer es desarrollarla para darle la oportunidad de convertirse en una historia completa. Para ello deberás investigar sobre el tema.
Si tu idea tiene relación con un grupo, como una secta por ejemplo, deberás convertirte en un experto en sectas. Para eso tendrás que leer muchísimo sobre eso.