5 Novelas que te gustarán si te interesa la Psicología

Hay muchas obras literarias que basan sus tramas en la psicología, tanto individual como colectiva, y que son una mina de conocimiento y comprensión de la mente.
Pero si tengo que recomendaros mis favoritas, este es mi TOP 5


1. Los Renglones Torcidos de Dios.

Una magnífica novela en la que, además de una historia trepidante y absorbente que te mantendrá en vilo de principio a fin, encontrarás un montón de información sobre diferentes trastornos psiquiátricos que son expuestos en forma de anécdota bien hilada con la historia principal de modo que en ningún momento parece un manual académico, no aburre, no es denso... ¡¡es magnífico!!

El autor, Torcuato Luca de Tena, para documentarse pasó tiempo en el interior de un psiquiátrico, observando personalmente el entorno en que iba a desarrollarse su novela. Veracidad al máximo.


2. 1984.


Pasando a una vertiente social de la psicología, me es imposible no mencionar el magnífico 1984 de George Orwell y la magistral forma en que evoca una sociedad completamente sometida, polarizada, controlada por un Gran Hermano que todo lo ve.
En la novela, el protagonista Winston Smith trabaja en un Ministerio de la Verdad que se dedica a modificar la información pasada para que en la actualidad, refuerce las intenciones e ideas del Partido Único al que todos siguen ciegamente.
Orwell nos presenta un mundo en que el lenguaje está manipulado, la historia está manipulada, el comportamiento de la gente está protocolarizado, la intimidad no existe, la mente individual se reprime...
Es la expresión suprema del control de masas.
Controlar mediante la comunicación humana, eliminando palabras para que la contraria signifique otra cosa (Si la palabra Guerra no existe, y sólo existe Paz... en tiempo de guerra sólo hay "menos paz")
Controlar mediante la intervención en el libre albedrío de la gente, como ocurre, colocando cámaras incluso en las viviendas de los ciudadanos.
Controlar mediante la intervención en la Historia, cambiando en los documentos lo acontecido en el pasado, pues la memoria de las personas puede ser manipulada con facilidad.
Controlar mediante el miedo.
Controlar mediante la presión social.
Y finalmente, descubrir que todo en lo que has estado creyendo toda tu vida no es más que eso, control y manipulación... Y mentiras.
Desde el punto de vista de una psicóloga fascinada por el comportamiento humano en sociedad, 1984 es una obra maestra.


3. El curioso incidente del perro a medianoche.

El libro, destinado a lectores juveniles y de lectura ágil y sencilla, narra la historia de un chico autista, (aunque no se especifica en el libro, se supone que con alto nivel de funcionamiento) que explica su vida, la forma en que percibe las cosas y en qué manera es diferente del resto de personas que le rodean. 
Ciertos acontecimientos familiares trastocan su pequeño mundo llevándole a hacer algo que nunca creyó que fuese capaz de hacer.
Es un libro maravilloso que te hace ponerte en el lugar de una persona limitada por una enfermedad, que cuenta su experiencia en primera persona y que, aunque él no lo entienda, tu puedes entender qué es lo que realmente está pasando. 
La narración es estupenda y el autor, Mark Haddon, pone mucho esfuerzo en describir el interior de la mente de un autista de modo que todos podamos empatizar.


4. El psicoanalista.



Un psiquiatra recibe una carta de alguien que le amenaza de muerte. No sabe quién es y comienza una carrera a contrarreloj para descubrir a un asesino psicópata que comienza a matar a sus allegados llevándole al límite, incluso a la idea de suicidarse. 
Un libro que engancha, con giros inesperados en la trama y una redacción ni densa ni simple, pero con una historia tan trepidante que no puedes dejar de leer.
En cuanto al final... hay opiniones para todo. A mí me pareció bueno, tampoco impresionante, pero al menos no es predecible.
Como novela está muy bien, y explica bastantes cosas interesantes sobre el psicoanálisis, si bien, como psicóloga, esperaba una explicación más “científica” del comportamiento de un asesino psicópata...
Para quienes, como yo, les gustaría saber más sobre la psicopatía, recomiendo otro libro que no es novela en sí, pero se lee fácilmente: “Sin conciencia” de Robert Hare.

5. El Señor de las Moscas.


Un avión lleno de estudiantes se estrella y cae sobre una isla desierta. Los únicos supervivientes son los niños que, a partir de ese momento deberán sobrevivir solos, sin adultos.
Es una novela que “per se” no explica los procesos sociales mediante los cuales los chicos se organizan, se reparten las tareas y se mantienen vivos; pero para alguien con nociones de psicología social y de grupos resulta muy interesante descifrar la manera en que crean un sistema autoritario y de orden social para controlar al grupo. También el modo en que a medida que pasa el tiempo surgen conductas violentas, inconformidades o sumisiones, que culminan separando el grupo.
Al final, la sucesión casi natural de la historia degenera de tal manera que los niños se enfrentan a la absoluta pérdida de su inocencia infantil.
Recomiendo el libro, es fácil de leer y entretenido. El autor, William Goldin, es evidente que tenía buenas nociones de psicología social.


¡¡Espero que os animéis a leer alguna!!

Autopublicar, ¿Por qué? y ¿Cómo?


Cada día más y más escritores noveles se lanzan al reto de AUTOPUBLICAR su libro... ¿Por qué?

Conseguir un contrato con una editorial es difícil, muchos meses de espera, muchas negativas que terminan por desesperarte, inseguridad...


¡Quiero Autopublicar! PRIMEROS PASOS

Tienes un sueño: Escribir y publicar.
Si todavía no has terminado tu novela o si quieres escribir una pero no sabes cómo, AQUÍ te doy unos cosejos para emprender esta hercúlea tarea.


Por otra parte, si has terminado ya tu novela y lo que más deseas es verla en el mercado y darla a conocer, debes seguir los siguientes pasos.



¡¡¡Hora de reír!!!

¡¡¡Hola a Tod@s!!!

Hoy vamos a relajar un poco el ambiente y voy a recomendaros una serie de vídeos, disponibles en youtube con los que me parto de risa y que además están muy bien hechos y son de gran calidad. 

Se titulan "Y si Google fuese un tío..."

Están realizados y subidos por un canal de humor llamado College Humor que aparte tiene otros vídeos que no están nada mal. 
Evidentemente están en inglés, pero podéis ponerle subtítulos... 
Sin más dilación, aquí lo tenéis. 

¡¡Disfrutarlo!!

ESPECIAL TÉCNICAS. ¿Cuándo es cuento, microrrelato, relato breve, novela corta....?

Quizá en ocasiones, cuando os ponéis a escribir, dudáis sobre qué estáis escribiendo. O tal vez a veces exprimís una historia que podría dar mucho de sí en poco espacio, o alargáis un tema más bien escueto con el fin de darle la longitud adecuada... 

Es posible que os interese conocer las diferentes formas y extensiones que pueden adquirir nuestros escritos y así, encontréis el modo más adecuado de dar vida a vuestras historias.

Aquí podéis aprender los diferentes tipos de escritos con su respectiva extensión y características:

CÓMO ESCRIBIR UN RELATO CORTO

Muchos pensaréis que un relato corto o cuento tiene muchas limitaciones, que con un escrito tan breve no puedes contar demasiadas cosas y que para nada puede ser tan reconocido como una buena novela...
Es cierto que el trabajo, perseverancia y disciplina que requiere la escritura de una novela es algo claramente loable y que escribir un relato corto no lleva tanto esfuerzo, lo que disminuye su valor en comparación, pero eso no quiere decir que a más breve, peor... ¡Para nada!

En primer lugar voy a hablaros de la asombrosa capacidad que tiene el cerebro y la imaginación humana para construir una historia completa a partir de unos pequeños retazos de información.
Cuando escribimos, no es necesario que pongamos TODO lo que está pasando, algunas cosas las explicamos, otras simplemente las mencionamos, otras las insinuamos y hay algunas que ni siquiera las damos a entender, que “salen solas”
Pongamos un ejemplo:

Aún hay un café caliente, una rosa y un papel con un te quiero escrito a mano, mientras mira al aire de su soledad.

Analicemos:
Cuando leemos esto nos imaginamos a alguien en algún tipo de habitación o quizá en un establecimiento público, como una cafetería, pero... ¿Pone eso en algún lugar del texto?
Dice que hay una rosa y un papel con un te quiero escrito, podemos pensar que el personaje es un chico, (suelen ser ellos los que regalan flores a ellas) pero ¿Se especifica su género en algún momento?
Además, llegamos a la conclusión de que su “novia” o lo que sea, le ha dejado... Porque se menciona su soledad, aunque en realidad no hay nada que nos asegure ésta premisa.

Otro ejemplo:

Aquel ancho paraje sembrado de vidas perdidas se habría tragado sus esperanzas de alcanzar ese anhelado retiro en paz.

Analicemos:
Parece hablar de una batalla, una guerra... Pero ¿Cómo lo deducimos? Por las “vidas perdidas” habituales en las guerras, y por la contraposición a la palabra final: “paz”.
Parece también que cualquiera que sea el bando de nuestro/s protagonista/s, va perdiendo.
Y aunque no sabemos el número ni el género de los posibles personajes, sí sabemos algo de él o ellos: que ansía retirarse en paz. ¿Será alguien forzado a convertirse en soldado? O tal vez sea alguien que se alistó con una idea equivocada y ha descubierto la realidad, lo que hace que se sienta decepcionado...

En resumen,

Lo que pretendo ilustrar con estas explicaciones y ejemplos es que podemos ahorrarnos muchas palabras y aprovechar esta capacidad humana, practicando la técnica de decir mucho con poco.
Sin embargo, un relato no es tan breve como los ejemplos anteriores.

UN RELATO BREVE puede constar de entre 1 y 20 (o como muchísimo 30) páginas.
Debe ser una historia “compacta” pero aún así debe componerse de:

  • INTRODUCCIÓN: donde presentes a los personajes. Aquí puedes obviar detalles de su aspecto físico y perfilar su personalidad en cooperación con la acción. Por ejemplo, si nuestro protagonista es una persona impulsiva y agresiva, ilustrarlo con alguna pelea o acción irreflexiva que pueda relacionarse con lo que después ocurrirá en la historia, así vamos introduciendo ya el TEMA PRINCIPAL a la vez que describimos la personalidad de nuestro protagonista.
  • ACCIÓN INICIAL: El origen del TEMA, de la base de nuestra historia. Las razones del conflicto, las causas y también, quizás, una justificación para el carácter agresivo de nuestro protagonista.
  • DESARROLLO: Una serie de acciones que nos lleven al clímax o punto álgido de nuestra historia; por ejemplo, que a nuestro violento protagonista le roben o amenacen... Eso desencadenará una reacción en él que, debido a esa personalidad que ya hemos perfilado, podemos anticipar y no nos resultará incongruente o “fuera de lugar”.
  • CLÍMAX: El momento más intenso de nuestra historia. En el ejemplo dado, que nuestro protagonista mate a alguien (Clímax Activo), o que descubra que quien le amenaza es alguien que nunca esperaríamos (alguien mencionado anteriormente como bueno, digno de confianza o amigo de nuestro protagonista) y tate de vengarse. En este caso sería un Clímax Reflexivo.
  • ACCIÓN DESCENDENTE: La historia comienza a concluir... Puede ser que nuestro protagonista huya de la justicia, o también que se entregue por el asesinato. O puede ser que esa venganza que llevó a cabo contra su amigo tenga éxito, o que fracase y el “malo” escape.
  • RESOLUCIÓN: El punto y final de la historia. Que sin embargo puede dar clausura a la trama, o por otra parte puede dejarla abierta.
Como cierre en nuestro ejemplo podríamos poner que nuestro protagonista va a la cárcel por haber cometido ese asesinato; o que concluye su venganza y trata de regresar a su vida y superarlo.
Como final abierto podemos poner que nuestro protagonista pasará el resto de su vida huyendo de la justicia, sin saber qué aventuras puede vivir mientras tanto... O que no haya conseguido llevar a cabo su venganza y vaya a dedicarse desde entonces a buscar a su amigo traidor y concluir esa venganza.

Por ultimo decir que la característica principal de un Relato Corto es centrarse en la TRAMA PRINCIPAL y solamente mencionar aquello que sirva para apoyar la trama y enriquecerla. Tampoco debemos perdernos en reflexiones ni descripciones innecesarias para la historia ni debemos tratar tramas paralelas.
Al final, si enfocamos nuestra historia y tenemos claros los pasos a seguir, completaremos nuestro relato satisfactoriamente, habiendo proporcionado una historia completa y adecuada en pocas palabras. 

¡¡Ánimo y a escribir!!