Escribimos III. La historia

En esta tercera entrega vamos a hablar de la historia


Ahora que tenemos una idea y unos personajes definidos debemos pensar en qué va a pasarle a ese protagonista, cómo vamos a mostrar esa idea. Porque no basta con tener unos personajes, debemos pensar en qué va a pasarles a lo largo de nuestra narración

Lo principal ahora es dotar a nuestro protagonista de una meta, un deseo, algo que alcanzar. 

El deseo es la fuerza que empuja la naturaleza humana, y si lo aplicamos a los personajes crearemos el impulso que hace avanzar la historia.


Además, nuestros personajes deben tener rasgos que contrasten entre sí, pero a la vez han de ser coherentes. Ni el bueno es buenísimo ni el malo es malísimo, esto es la regla de oro. 
Por tanto las cosas que pasen no deben ser blancas o negras, el mundo se compone de una amplia gama de grises. 
Debemos asimismo tener en cuenta que es recomendable dotar a nuestros personajes de la capacidad de cambiar según avance nuestra historia. Los acontecimientos y experiencias que vivan a lo largo de nuestra historia deben servir para algo, afectarles, motivarles... 

Primero: 
En nuestra historia debe haber un inicio, una situación de la que parte nuestro personaje. 
Hazte la siguiente pregunta: ¿Cómo es él o ella antes de que todo ocurra?
¿Qué desea? ¿Qué le mueve a actuar?

Segundo: 
El nudo de nuestra historia, el conflicto o problema al que se enfrenta nuestro personaje debe suponer algo importante para él o ella. Debe tener la capacidad de provocar un cambio en ese estado inicial que hemos descrito al principio. 
¿Seguirá él o ella deseando lo mismo al plantearse el conflicto? ¿Cómo actúa ante el problema?

Tercero: 
A medida que nos encaminamos hacia el desenlace de nuestra historia, es bueno que nuetsro personaje haya empezado a plantearse su cambio, a ser consciente de ello. 
¿Cómo reaccionará entonces? ¿Solucionará su problema del mismo modo que habría hecho su "yo" anterior, o hará algo diferente? 

Una vez llegado el final, es habitual una reflexión. Lo que ha vivido a debido suponer algo para él o ella, de otro modo la historia no resultará trascendente. 

Espero que ests información os sirva para confeccionar una historia de calidad, con sus tres partes bien definidas y para clarificar la evolución que van a sufrir vuestros personajes a lo largo de esa historia. 
Si necesitáis cualquier consejo extra, no dudéis en contactar conmigo. Además, siempre podéis recurrir a otros artículos, tutoriales o manuales de escritura, así como a profesionales del área. 


¡¡¡Ánimo y a escribir!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado esta entrada, ¡¡¡Comenta!!!
Muchas gracias ;)